Microrrelatos

UNOS PIES A PUNTO DE LLEGAR A LAS MANOS

Unos pies a punto de llegar a las manos
Imagen tomada de “imágenes de Google”.

Mis pies andan por la vida a diferentes ritmos, lo que me ocasiona no pocos quebraderos de cabeza y me hace pasar mucha vergüenza. Para hacerse una idea de las grotescas situaciones en las que me veo por esta causa, basta representarse mentalmente la figura de una persona cuyo pie derecho da un paso de marcha, digamos un paso normal, y, acto seguido, el pie izquierdo da una zancada; le sigue el derecho con paso normal, replica el izquierdo con otra zancada, y así durante una secuencia que, por breve que sea, como comprenderán, a mí se me hace interminable. Trato de hacerles razonar para que avancen como un equipo orientado y en sintonía, pero ignoran mis argumentos; no quiero ni pensar que en cualquier esquina les dé por seguir caminos distintos. Temo que mis pies ya son irreconciliables. Y algo cabrones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s