Microrrelatos

HUELGA GENERAL

Días después de la jornada de huelga aún se producían disturbios en algunos lugares. La cifra de heridos era superlativa, e incontables los daños materiales. Calles desoladas, hospitales llenos y población atemorizada. Este era el panorama. Y todo como consecuencia de que, finalizada su actividad informativa, los piquetes se retiraron confiados a hacer balance, como es tradicional, pero se encontraron con que, secundando inesperadamente el llamamiento sindical, los hosteleros habían cerrado todos los bares. Claro, quién iba a pensar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s