Microrrelatos

NAUFRAGIO

Naufragio
Imagen tomada de “imágenes de Google”.

En el buque de pasajeros que cubría aquella monótona línea regular yo era el Radiotelegrafista, y como el resto de la tripulación de cubierta, sometido a tediosas y espaciadas rutinas, me aburría la mayor parte del tiempo. Antes que recluirme en mi camarote prefería frecuentar la charla del Sobrecargo, que amenizaba la travesía. Sostenía que todos representamos diferentes personajes en cada escenario de nuestra vida, y que la estabilidad y el orden de las cosas dependen de que seamos fieles al papel que en cada lugar y ocasión nos corresponde. Confieso que su opinión me pareció una despreciable muestra de cinismo, pero más tarde me rendí a su clarividencia, cuando una apacible noche nos abordó un petrolero (cuyo Oficial de guardia confió la derrota al piloto automático y dormitaba borracho) y nos fuimos a pique porque nuestro Capitán, de ordinario competente, trastocó el libreto y actuó de pasajero encogido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s