Microrrelatos

EL VOTANTE ATORMENTADO

Imagen tomada de "imágenes de Google".
Imagen tomada de “imágenes de Google”.

Avanzada la tarde, seguía reflexionando. Harto de ejercer el voto útil tapándome la nariz, resolví apoyar a un partido marginal. Escogí la papeleta de entre las propuestas que habían llegado por correo, cerré el sobre y salí corriendo, sin advertir que iba en pijama. Durante el trayecto me cayó encima el diluvio universal. Al entrar en la sala, el policía me miró con desconfianza; los interventores murmuraron; en la mesa nadie hizo ademán de tomar mis datos. Yo estaba ante la urna, empapado, tendiendo la mano con mi voto. El presidente, hombre sereno, se levantó y, tomándome por el hombro, me acompañó afuera. «Llega usted a la hora de cierre, con un aspecto deplorable y un voto que es, literalmente, papel mojado; vuelva tranquilo a casa, que cualquiera que sea el color del nuevo Gobierno estará usted exento de responsabilidad.» Quise abrazarlo, pero ya había vuelto sobre sus pasos cerrando la puerta y me quedé con los brazos abiertos bajo la lluvia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s