Microrrelatos

VIEJO INSENSIBLE

Qué mosca le habría picado al abuelo. Y de dónde sacó aquella energía para saltar de su sillón como un resorte y darme una patada en la espinilla, que menos mal que calza pantuflas de pana y no me hizo daño, aunque me dolió en el alma, porque lo visitaba en la residencia para felicitarlo por su ochenta cumpleaños, con todo y que ese ambiente me deprime sobremanera, y además le había llevado un pequeño obsequio. Serán trastornos de la vejez, pero me marché inmediatamente, muy afectado. Sobre la mesa camilla, junto a su medicación para la diabetes, quedó la caja de bombones de primera marca, y, pateada en el suelo, una tarjeta con el bonito mensaje “Vive intensamente cada día, como si fuera el último”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s