Microrrelatos

ILUSIÓN

Puede que la excitase el juego de miradas, quizá una atracción física elemental, tal vez la nostalgia de otro cuerpo; nunca hay una sola razón para nada, todo lo desencadena la gota que desborda el vaso colmado, cuestión de circunstancias y de oportunidad. El caso es que ahí estaba, a medio desvestir, tumbada junto al camarero en un mugriento catre de la trastienda. Cuando se abandonó a su impulso sentía urgencia y agitación, pero él estuvo almibarado; ahora que su ánimo se apaciguaba y apetecía de un intercambio sosegado y tierno, él se arrebataba. Al escucharle preguntar, pensó que sus mundos eran distintos y lejanos. Incorporándose, le respondió: “¿Que cómo me gusta?, ya lo sabes, corto de café.” Recogió sus cosas y, arrastrándolas por el suelo, lánguida, se marchó.

Anuncios

2 comentarios sobre “ILUSIÓN

    1. Pero Conxa, si aquí el hombre es “hombre-objeto”. El título juega con el doble sentido de “ilusión”: la esperanza de que algo o alguien sea lo que a ella le parece, o que le apetece, y el engaño sugerido por la imaginación. Ella atraviesa un estado de melancolía y no ve en el camarero lo que hay, sino lo que desea, confunde sus propias emociones. Una pregunta práctica (para él aquello solo es sexo rápido con una casi desconocida) la devuelve a la realidad (triste en este caso). Un beso.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s