Microrrelatos

EL PARIA

Imagen de Delfín González tomada de "Imágenes de DuckDuckGo".
Imagen de Delfín González tomada de “Imágenes de DuckDuckGo”.

Sobre un repecho convexo, a salvo de crecidas, tengo mi casa, no compare el concepto, construida en torno a un sofá mohoso, con tableros de contrachapado que sujetan un techo de uralita. Puro reciclaje. Abajo circula un hilillo turbio cuya música no se distingue de la de aguas más finas. Ahí tengo el retrete y, no crea que no sé mantener las distancias, la despensa. Vencida la repugnancia inicial, la rata sabe casi a conejo, como el gato, mucha gente no sabe que lo sabe. También hay ranas, y en el terraplén crecen espárragos y collejas; una dieta variada. La gaviota, en cambio, me asquea; abundan en el vertedero cercano, atraídas por el hedor. Qué bella silueta en vuelo y qué ave inmunda en tierra. Mantiene a raya a los intrusos, el hedor, digo; todos nos acomodamos al que nos envuelve, aunque haga vomitar a los demás. Tal vez usted no percibe el que emana su oficina. No ponga esa cara, hombre, y diga, vine a ver a cuánto cotizan mis acciones.

Anuncios

2 comentarios sobre “EL PARIA

  1. Supongo que después de la visión de tan desolador y nauseabundo panorama, las acciones deben estar en mínimos.
    Es un relato que aunque te deja un regusto a podrido esta perfectamente ilustrado. Un placer leerte

    Me gusta

    1. Ese panorama nauseabundo es realidad y metáfora; aún así, no des por seguro que las acciones estén en mínimos. Muchas gracias por tu valiosa y benevolente opinión, ConXa.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s