Microrrelatos

PARA COMERTE MEJOR

Imagen
Imagen tomada de “imágenes de Google”.

Una jovencita de belleza perturbadora recibió el encargo materno de visitar a su abuela y llevarle una misteriosa valija. Anochecía cuando la niña llegó al barrio en el que la anciana regentaba un tugurio lóbrego; caminó entre vagabundos que, subyugados por el aspecto de ángel caído que le imprimía su llamativa trenca escarlata, le decían obscenidades y la llamaban Caperucita roja. Un tipo enigmático la examinó con avidez, pero se mostró contenido al abordarla: «Me llaman Lobo», dijo, y le propuso acompañarla. Ella esbozó un mohín ambiguo con sus labios carnosos y aunque rechazó el ofrecimiento, cándida, reveló los detalles de su misión; luego, alzando a medias una mano delicada, a modo de despedida, le dio la espalda. Lobo paseó su mirada codiciosa de la valija a la doncella, mientras el pulso le golpeaba las sienes y un temible brillo en sus ojos desvelaba perversas intenciones. Tanteó sus posibilidades y corrió a adelantarse.

Anuncios

6 comentarios sobre “PARA COMERTE MEJOR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s